Come dulces y postres sin preocuparte por las calorías

Es posible que el título de este post te haga soñar con un suplemento mágico que elimina las calorías que llevas dentro por abusar de los dulces tradicionales. Así que, si has venido por ese suplemento, debo adelantarte que no existe. Al menos no todavía.

La propuesta de hoy es, contrario a la imaginación mágica inicial, combinar lo saludable con lo pecaminoso de los postres convencionales y tener algo delicioso que disfrutar a media tarde, como merienda, o si eres de los que ven películas entrada la noche y necesitas algo que “masticar”, también poder cuidarte en el acto.

Aquí, algunos de los postres que no debes obviar:

  1. Yogurt nivel “Dios frutal”: a todos nos fascina el yogurt. A los intolerantes a la lactosa les gusta su sabor, aunque no sus consecuencias. A algunos no les gustan los yogurts envasados y con códigos de barras, pero les gustan los yogurts caseros. Por eso, el yogurt será el postre indicado para este postre de merienda. Para elevar el yogurt a su nivel de “Dios frutal”, trocea en cubitos y mete al congelador algunas frutas dulces, o tus favoritas (duraznos, fresas, manzanas, peras,…). Al estar congeladas, lánzalas al tarro donde está el yogurt, y mezcla con la misma cuchara con la que te lo vas a comer viendo la TV.

Si te da pereza extrema prepararte un postre como ese, pues, te tengo una solución siempre a la mano con la que puedes comenzar a deleitar tus sentidos en pocos minutos. Vamos a ello.

  1. Postre de chocolate negro: el chocolate que conocemos como negro es aquel que tiene una pureza superior al 70%. Sí, posiblemente amargue si te lo comes así, sin más. Pero puedes mezclarlo con lo que te antoje. Puedes usar cereales, leche y licuar, o simplemente combinar con un poco de azúcar, y comerlo mientras dure tu antojo dulcero.

Como ves, comer un postre o un dulce no tiene por qué tenerte 2 kilogramos más gordo al día siguiente.

Rinoplastia y la Simulación Digital

Seguramente alguna vez has pensado en realizarte una operación de la nariz, y sabes definiciones someras de lo que en realidad se trata. Estas definiciones llegan a ti por medio de amigos que ya se han hecho la mencionada cirugía, o de la información que has recolectado en tus diferentes consultas.

Pero algo que quizás no sabías es que, antes de ser sometido a esta operación que te ofrece un cambio radical, puedes tener una aproximación en imagen de cómo te verás después de que se practique la rinoplastia sobre ti. Todo esto se logra gracias a los avances en tecnología.

Simulación digital

Gracias a la simulación digital, la consulta para practicarte la rinoplastia ha progresado considerablemente. Debido al fuerte avance de la tecnología, y de la llegada de la fotografía digital réflex en alta calidad, acompañado de nuevos software, es posible mostrarle al paciente un acercamiento muy próximo al resultado final de la rinoplastia que se practicará en manos del cirujano especialista.

Esta simulación fotográfica por software, podrás realizártela a partir de la primera consulta, lo que te brindará una visión importante de lo que estás buscando con la cirugía. El cirujano te mostrará las posibilidades que están disponibles, teniendo en cuenta el tratamiento que necesitas y los resultados que buscas.

Aclaración de la simulación digital

Es importante resaltar que con la simulación no se te está mostrando el resultado exacto final de la rinoplastia. Esta simulación solo sirve para acercarte a los resultados que puedes obtener.

Aunque hay que reconocer que la experiencia ha demostrado que tanto el resultado de la cirugía como el diseño elaborado en el software, son muy parecidos. Las alteraciones se pueden presentar porque no tienes el cuidado suficiente en el postoperatorio, al no seguir las recomendaciones médicas.

Objetivo de la simulación digital

La simulación digital de la rinoplastia se ha convertido en una técnica muy importante que propende a controlar la ansiedad que se deriva de la expectativa de los resultados finales. Tanto el paciente como el cirujano, tendrán una idea clara de lo que se conseguirá para elaborar un proyecto destinado a alcanzar los objetivos planteados por ambos.

A partir de esta simulación, nacen las primeras recomendaciones que el cirujano le hará al paciente, las cuales son muy útiles.

También ocurre que el paciente llega con la creencia de que tiene un trauma en su nariz, como una desviación, o cualquiera que considere tal. Con la simulación digital, el especialista podrá mostrarle con exactitud si en realidad tiene un problema, y en caso de que así sea, le indicará el procedimiento que se debe iniciar con el resultado aproximado final que este ofrece. Todo esto a partir de la utilización de un software que permitirá modificar una foto del paciente, en esa parte que será intervenida durante la operación.

Posibilidad de elegir

La principal ventaja de este sistema es que, entre el médico cirujano y el paciente, podrán discutir sobre los resultados que convienen y entre los que se buscan, para que antes de llegar al quirófano, se tenga claro que el resultado convence a las dos partes.